Sobre Estudio Honorio Aguilar

En Estudio Honorio Aguilar llevamos realizando proyectos arquitectónicos desde 1993.

Con esa experiencia a nuestras espaldas, nos posicionamos como uno de los estudios de arquitectura más solventes y efectivos de la provincia de Sevilla.

¡ Síguenos !

Últimas Entradas

Entradas Populares

Los Corralones de Sevilla, un espacio para la creatividad y las artes

Escrito por:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Actores, poetas, artistas y creadores se concentran en la Plaza del Pelícano y en Pasaje Mallol para vivir en espacios diferentes 


Aún se mantienen en Sevilla dos espacios muy especiales, en los que sólo con poner un pie en ellos se despierta la creatividad. Se trata de los Corralones de la Plaza del Pelícano, de Pasaje Mallol y Castelar, el lugar elegido para decenas de artesanos de la ciudad, que no quieren renunciar a tener su taller en pleno centro de Sevilla.
Hombres y mujeres de varias generaciones trabajan día a día en aquello que descubrieron que es su vocación profesional, dedicados en cuerpo y alma a crear como músicos, bailarines, actores, poetas, arquitectos, ingenieros, comerciales, cineastas, pintores, ceramistas, diseñadores, herreros, o ebanistas; ya sea solos o bien bajo la figura profesional del  coworking.
Estos corralones fueron, en otro tiempo, sedes de oficios ligados a talleres artesanales, y por el trabajo cotidiano de sus nuevos pobladores han recuperado su vigor. Es posible seguir encontrando nuevos artistas dedicados a los antiguos oficios ligados a la Semana Santa, pero junto a ellos se ha desplegado un abanico de vocaciones múltiples y en muchos casos con posibilidades de generar sinergias.
No es un espacio impuesto, como sucede en otros puntos de Europa, donde estos talleres se destinan principalmente a la exposición y a la venta; en los corralones de artesanos de Sevilla hay profesionales que mantienen su producción durante todo el año, entre paredes encaladas y buganvillas, pisando cada día los antiguos adoquines de su laberinto de calles.
Merece la pena conocerlos y disfrutar en estos originales espacios abiertos, donde está más viva que en cualquier otro rincón la creatividad de la ciudad.

Reader Interactions