Singulares

Reforma integral de vivienda ubicada en el barrio de la Alameda de Hércules de Sevilla

Este es uno de nuestros últimos trabajos, ejecutado en esta ocasión por la empresa sevillana Egion Obras y Proyectos. Se trata de una reforma integral de una vivienda perteneciente a un edificio cuya construcción data del año 1940, ubicado en el barrio de la Alameda de Hércules de Sevilla. Vivienda de características muy singulares, que merecía un trabajo más amplio con un estudio de detalle para potenciar la luz natural, optimización de su distribución, renovación de instalaciones, materiales, carpinterías y acabados de forma que al continente de la vivienda, el cual aportaba una gran riqueza patrimonial,  se le pudiese incorporar un trabajo que desarrollase la especialidad de arquitectura de interiores.

Una intervención desde el máximo respeto a lo preexistente, dotando de nuevas funciones a las distintas  estancias de la vivienda, otorgándole más dinamismo y versatilidad: la recuperación de la estructura mixta original de la vivienda compuesta de jácenas y soportes metálicos, forjados con viguería de madera sobre los que apoya un tablero de ladrillo artesanal; la restauración de las fábricas vistas de ladrillo macizo del cerramiento de la vivienda, llagueados con mortero de cal; la reutilización de materiales tradicionales como baldosas de pavés de vidrio, suelos hidraúlicos, vidrieras, herrajes de fallebas en contraventanas de madera y cerrajería artística entre otros,… a su vez dichos materiales quedan integrados con otros de nueva incorporación más vanguardistas.

Desde nuestro estudio de arquitectura Honorio Aguilar, expertos en el desarrollo de proyectos de viviendas singulares, esta fusión ha conseguido que el interiorismo residencial de esta vivienda sea un espacio único.

Texto y fotografías cedidos por Egion Obras y Proyectos
Autor de la fotografía: Javier Orive

Monolito Juan Carlos I, San José de La Rinconada (Sevilla)

Monolito Juan Carlos I, San José de La Rinconada (Sevilla)
El proyecto de arquitectura monumental se encuadra en el proyecto de modernización de las infraestructuras de la zona regable del valle inferior del Guadalquivir. Se proyecta una marquesina a modo de estrado y que sirva a la vez de oratorio, elevada sobre un pequeño montículo, para el acto inaugural presidido por SSMM los REYES de España. De la cubierta del estrado brota un manantial que discurre a través de distintos canales zigzagueando por el montículo para desembocar en un pequeño estanque. Se completa el proyecto con dos rampas que conectan con el estrado, una de entrada y otra de salida.
La arquitectura megalítica sirve como referencia para este proyecto. La función de estas construcciones, según el ritual seguido por algunos pueblos, es principalmente religiosa y funeraria, puesto que servían representación de la colectividad, especialmente el dolmen «mesa de piedra», o la ”taula”, que significa “mesa” o “tabla”. Se levantaban sobre la zona principal del poblado, compuestas por una o varias piezas verticales sobre la que descansa otro bloque horizontal a gran altura.
Este es el punto de partida del hito que nos ocupa, la gran piedra elevada sobre un promontorio, representación de la colectividad y de la cual brota el agua, elemento generador de vida. El agua, de lluvia o procedente de ríos, fuentes y pozos que después será canalizada por distintos materiales que simbolizan lo antiguo y lo moderno: acequias, albercas, aljibes… donde el agua discurre y reposa, oculta o a cielo abierto, para finalmente llegar a la tierra…
Monolito Juan Carlos I, San José de La Rinconada (Sevilla) - Estudio Honorio Aguilar

 

Monolito Juan Carlos I, San José de La Rinconada (Sevilla) - Estudio Honorio Aguilar

 

Inauguración del Monolito Juan Carlos I en San José de La Rinconada (Sevilla) - Estudio Honorio Aguilar

 

Inauguración del Monolito Juan Carlos I en San José de La Rinconada (Sevilla) - Estudio Honorio Aguilar

 

Plano Monolito Juan Carlos I en San José de La Rinconada (Sevilla) - Estudio Honorio Aguilar

 

Plano Monolito Juan Carlos I en San José de La Rinconada (Sevilla) - Estudio Honorio Aguilar

Hotel Casa del Almirante (Cádiz)

Hotel Casa del Almirante (Cádiz)

Obra de rehabilitación enclavada en un edificio catalogado por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (B.I.C.). Casa noble, clave en la configuración urbanística del céntrico barrio del Pópulo, que fue levantada en torno al último cuarto del siglo XVIII por el almirante Diego de Barrios, de quien recibe su nombre. En ella se conjugan la arquitectura de tradición española y la importación de arquitectura italiana que se impusieron en Cádiz durante la época de su construcción.

El edificio, de forma irregular y alzado de cuatro plantas, presenta en los ángulos de su fachada dos torres-miradores que están consideradas las más antiguas de la arquitectura civil gaditana. Estas construcciones eran un complemento habitual en las casas de los comerciantes acomodados y se utilizaban tanto para el recreo como para vigilar desde ellas el tráfico portuario.
La disposición interior de la Casa del Almirante está marcada por el patio en torno al que se distribuyen las diferentes dependencias. La zona baja se destina a almacén, la segunda a oficinas y la planta noble a residencia de los propietarios, mientras que la cuarta se concibe como vivienda del servicio.
El patio, de planta rectangular, ofrece en tres de sus lados galerías que descansan en arcos de medio punto sobre columnas de capitel toscano realizadas en mármol rojizo de Génova y el cuarto se corresponde con un muro medianero en el que se abren balconadas a la altura de la primera planta.
El acceso a la planta principal se realiza a través de una escalera monumental, con peldaños de mármol, baranda de madera de caoba torneada y bóveda ovalada decorada con yeserías.
Las distintas dependencias conservan su estructura original y están cubiertas con techumbres de viguerías de madera, salvo la estancia que se abre paralela a la fachada principal, en la planta noble, que se cubre con techo raso de yeso en cuyo centro aparece, pintado al fresco, el escudo de armas de la familia. En el exterior de la Casa del Almirante destaca la fachada principal que se abre a la plaza de San Martín, con una monumental portada realizada en mármoles rojizos de diferentes tonalidades importados de Génova.
Es de gran importancia también en el contexto de la evolución de la casa de comerciante de indias, figura fundamental en la conformación del actual casco antiguo de la ciudad. En el inmueble se conjugan armoniosamente la tradición española y las nuevas obras de importación italiana que a partir de fines del citado siglo llegan a la ciudad de Cádiz.
El proyecto contempla un hotel de categoría cinco estrellas y 25 habitaciones, además de potenciar los aspectos culturales y artísticos de la edificación utilizando las zonas comunes del hotel como espacio idóneo para exposiciones temporales de pintura, escultura, arquitectura y otras artes plásticas.

Fuente La Alcobita en Villaverde del Río (Sevilla)

 

Restauración de una fuente / pozo de arquitectura popular en la Vega del Guadalquivir. Se trata de una edificación adscrita a un monasterio franciscano del siglo XVI y que utiliza los materiales propios de la época. Es interesante la falsa bóveda de piedra que actúa como cubierta del mencionado fuente/pozo situado en la localidad de Villaverde del Río y del que se dice, que tienen propiedades medicinales.