martes, 13 de diciembre de 2016

Solsticio de invierno


Se acerca el solsticio de invierno y es una magnífica ocasión para conocer de qué modo incide la luz natural en determinados edificios. Las iglesias mudéjares de Sevilla, cuya orientación con la cabecera poligonal hacia el este y la fachada principal hacia el oeste, dispuestas con pequeñas variaciones sobre dicho eje este-oeste, resultan muy interesantes en su concepción original en la que carecían de retablos y la luz era el elemento más importante en su definición, aunque son las fechas próximas a los equinoccios de primavera y otoño las más adecuadas para comprobar la iluminación y soleamiento de estos singulares edificios, en los que la luz entrará a primera hora de la mañana por detrás del altar iluminado toda la nave central y a la caída de la tarde lo hará desde los rosetones de la fachada principal, iluminando de modo frontal el altar y lo que allí se dispone... Para aproximarnos al tema os proponemos una primera visita a estas iglesias en las horas próximas al mediodía solar, es decir sobre las 13 horas aproximadamente de la hora oficial, horario en el que un elevado número de templos mudéjares ubicados en el centro de Sevilla resultan visitables. En fechas próximas al 21 de diciembre el nivel de iluminación exterior es el más desfavorable del año, especialmente en los días nublados, y resultará de interés para compararlo con la iluminación en los equinoccios y solsticio de verano. 

Los templos mudéjares de mayor interés son Santa Marina, ubicado en la calle San Luis, y Omnium Sanctorum, junto al mercado de la calle Feria, al mantener ambos la mayoría de los huecos originales, tanto en la cabecera o ábside poligonal como en los rosetones de fachada principal, nave central y laterales, portadas laterales,... y al carecer ambos de retablo que oculte los ventanales del ábside. Constan de tres naves y grandes dimensiones, y la claridad de su planta nos ayudará a entender estos edificios. Otros templos de interés son San Gil y San Marcos, ambos en calle San Luis, el primero de gran interés aunque de tipología diferente al resto y en el segundo, único por sus arcos de herradura, es posible comprobar cómo se disponían los huecos cegados en la actualidad, a través de los cuales se inundaría todo el espacio de luz... San Román consta de elevadas ventanas entre la nave central y laterales que dotan al espacio de luz cenital, aunque no existe en la actualidad el ábside poligonal que fue sustituido por una capilla mayor barroca, al igual que sucede en San Isidoro o San Lorenzo. Por último las iglesias de San Esteban, San Andrés, San Pedro o San Vicente son ejemplos en los que desde el exterior podemos comprobar la existencia del ábside y sus ventanas, cegadas por los retablos mayores, pero en los que restan los óculos y huecos del resto de las fachadas.

Os proponemos de este modo una primera visita a estos edificios, para comprobar en el próximo equinoccio de primavera lo que en algunos lugares se denomina "el milagro de la luz" y que desconocemos en esta ciudad, donde un importante número de edificios fueron diseñados desde la iluminación natural, lo cual ha condicionado gran parte de la trama urbana que ha llegado hasta nuestros días.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Instagram

Estudio Honorio Aguilar

Oficina Sevilla
Plaza Cristo de Burgos nº21 bajo A 41003, Sevilla
Teléfono: 607 676 549
E-Mail: estudio@honorioaguilar.es

Oficina Cantillana
C/ Real, 38A 41320, Cantillana (Sevilla) Teléfono: 955 73 10 28
E-Mail: estudio@honorioaguilar.es