viernes, 5 de agosto de 2016

Crece la petición de piscinas urbanas en pleno corazón de la ciudad

Cada vez es más sencillo y económico reforzar las estructuras de viviendas o edificios para aprovechar las terrazas y azoteas

Piscina urbana en vivienda Calle Guadalquivir en Sevilla

Tener una piscina en casa ya no es un sueño inalcanzable. El Estudio de Arquitectura Honorio Aguilar lleva más de dos décadas pintando de celeste el paisaje urbano de las azoteas andaluzas con un producto que es cada vez más demandado: el de la instalación de las pequeñas piscinas. Ayudado con la disminución del coste de la instalación de la piscina y sus acabados e instalaciones necesarias, algo que ha surgido como consecuencia de la crisis de los últimos años.

Según explica nuestro gerente, Honorio Aguilar, "en las nuevas obras siempre que podemos incluimos la instalación de una piscina, aunque sea pequeña porque el espacio no ofrezca más posibilidades. Esta es una premisa que seguimos porque a la larga los propietarios se alegran mucho de apostar por acondicionar las azoteas. El problema suele estar en las viviendas ya construidas, dado que en ciudades como Sevilla a veces las dimensiones de la superficie útil es muy reducida y tenemos que sortear problemas de limitaciones urbanísticas o de la propia estructura y cimentación del edificio".

Afortunadamente, la evolución de los materiales de obra nos permite, hoy por hoy, poner una pequeña piscina siguiendo unos principios muy básicos que, además, no tienen por qué ser muy costosos. Ese estudio y los requisitos que hacen falta es precisamente lo que evaluamos desde Estudio Honorio Aguilar.

Piscinas Urbanas en Sevilla Estudio Honorio Aguilar
Honorio Aguilar junto a un ejemplo
 de piscina urbana en Sevilla
La primera limitación viene marcada por el tipo de vivienda, ya sea unifamiliar o plurifamiliar. En el corazón de Sevilla, muchos de sus edificios están catalogados y en ellos no se permite la instalación de piscina en la primera crujía, un requisito al que se suma que la altura del vaso no podrá sobrepasar 1,20 metros de altura si la edificabilidad está colmatada en la planta en la que se instale.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el de la resistencia. Cuando la piscina se hace sobre una estructura existente necesita ensayos de carga sobre los elementos estructurales existentes, y en la mayoría de los casos las pruebas demuestran que no es viable la colocación sin más, por lo que hay que reforzar la cimentación y la estructura normalmente mediante losa armada y estructura metálica independiente, que partiría desde la planta baja de la vivienda o edificio, hasta la planta de cubiertas. Esta estructura a reforzar podría ocupar desde un espacio de 3 x 3 hasta otro algo superior, que afectaría a una superficie o habitación similar de las plantas superiores a la plata baja. En el caso de edificio plurifamiliar (pisos, apartamentos, estudios...) podría afectar a las zonas comunes o incluso al perímetro de los patios de luces.

DILATADO APROVECHAMIENTO

Después de estas adecuaciones, el resultado es el aprovechamiento de la terraza durante los meses de calor en una ciudad como Sevilla, con el confort que supone tener la propia piscina en casa y un pequeño solarium. A las ventajas de la comodidad se suma el ahorro climático que reporta un entorno de estas características, pues la piscina actúa como regulador térmico y suele estar acompañada por plantas, velas, toldos, veladores... Con todo ello se consigue que la inversión en habilitar las terrazas revierta en un ahorro de energía importante, especialmente durante los meses de verano, dado que se consume menos climatización y se disfruta de la vida al aire libre.

Honorio Aguilar recuerda que "al final una terraza es calidad de vida. Un baño te cambia el día y te hace disfrutar de un entorno más saludable y aprovechar las corrientes de aire de las plantas superiores, por lo que al disfrute le sumamos el aprovechamiento de los recursos naturales, con el consiguiente ahorro energético y económico", y como director del despacho de arquitectura Honorio Aguilar, que lleva funcionando desde el año 93 en Andalucía y ha desarrollado proyectos en toda la comunidad autónoma, insta a los interesados en acometer este tipo de obras que consulten con su estudio las acciones a realizar la instalación de una piscina, tanto en edificaciones que necesiten rehabilitación, como en aquellos casos en los que se parte de cero.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Instagram

Estudio Honorio Aguilar

Oficina Sevilla
Plaza Cristo de Burgos nº21 bajo A 41003, Sevilla
Teléfono: 607 676 549
E-Mail: estudio@honorioaguilar.es

Oficina Cantillana
C/ Real, 38A 41320, Cantillana (Sevilla) Teléfono: 955 73 10 28
E-Mail: estudio@honorioaguilar.es